Descubra cosas que hacer en Miraflores, desde practicar surf hasta visitar sitios incas.

El Radisson Hotel Decapolis Miraflores está rodeado de una combinación de espacios verdes y animados bares y restaurantes en un dinámico distrito comercial. En menos de 10 minutos, puede llegar caminando hasta el malecón, el emblemático paseo sobre el acantilado de la zona, para disfrutar de las vistas del océano Pacífico, el sorprendente arte público e incluso un faro histórico. Vaya de compras y cene cerca en Larcomar, un centro comercial de moda espléndidamente construido sobre el acantilado. Si le interesa la historia, puede descubrir el rico patrimonio cultural de Lima a minutos del hotel en varios museos notables y dos sitios incas, Huaca Pucllana y Huaca Huallamarca. ¿Busca cosas más dinámicas para hacer? Disfrute de las olas en Playa Makaha, una playa de guijarros popular entre los surfistas principiantes.

Seleccionar qué ver en un mapa

Museo Textil Precolombino Amano

0.95 mi/1.53 km desde el hotel
Conocido internacionalmente por su colección de artefactos del Perú precolombino, este museo cuenta con más de 600 obras textiles de la colección privada del empresario japonés Yoshitaro Amano.

Larcomar

0.46 mi/0.74 km desde el hotel
El centro comercial Larcomar, junto al acantilado, cuenta con más de 100 tiendas y restaurantes con vista al océano Pacífico.

Museo Larco

4.49 mi/7.23 km desde el hotel
Explore más de 5,000 años de historia precolombina en el Museo Larco, con exposiciones de joyas, textiles, cerámica y más.

Parque del Amor

0.52 mi/0.83 km desde el hotel
El "Parque del Amor", que se extiende a lo largo del precipicio frente al mar de Lima, cuenta con intrincados murales de mosaicos y una gran escultura de una pareja besándose.

Museo Nacional

4.37 mi/7.04 km desde el hotel
Visite este museo nacional para disfrutar de una destacada presentación de culturas precristianas y exposiciones de cerámicas de Nazca, Wari y Moche.

Huaca Pucllana

0.48 mi/0.77 km desde el hotel
Los restos de una pirámide preincaica son la pieza central de este sitio arqueológico rodeado del bullicio moderno de la ciudad. La enorme estructura se construyó alrededor del 500 d.C. con millones de ladrillos de adobe.